Noticias

Alcalde, Iván Campos, destaca labor de Centro Rucahue para liberar a adolescentes de la droga

Con una emotiva ceremonia, la mañana de ayer, en Yécora 055, se llevó a cabo la inauguración de las nuevas dependencias y primer egreso de los adolescentes que forman parte del Centro de Tratamiento para Adolescentes y Jóvenes con Problemas de Consumo de Alcohol y Drogas “RUCAHUE”, dependiente de la Corporación Municipal de Educación, Salud e Infancia de Melipilla.

“Estamos muy contentos, hoy inauguramos las nuevas oficinas de Rucahue, que brinda tratamiento y rehabilitación a adolescentes que consumen drogas y que además son infractores de ley. Mi reconocimiento a todo el equipo de Rucahue por la hermosa labor que realizan”, dijo Iván Campos.

El Centro Rucahue comienza su funcionamiento el 2015 y se instala definitivamente en calle Yécora desde abril del mismo año, empezando solamente con el programa ambulatorio intensivo, e iniciando la modalidad residencial hacia mediados del 2016. “Nuestros usuarios, generalmente, son derivados de los programas de sanción -ACJ Melipilla- que dicta el juez de la Fiscalía o del Tribunal de Garantía. Actualmente, llevamos un año y unos meses con la habilitación del programa residencial, que cuenta con cuatro cupos, y funciona de forma paralela al ambulatorio, atendiendo hasta la fecha alrededor de 150 adolescentes”, indicó María Pilar Muñoz, psicóloga y encargada técnica del Rucahue.

Por su parte, Fernanda, egresada del centro, señaló que “empecé aquí desde los 16 años y llegué por consumo de pasta base cuando mi mamá me echó de la casa y tenía hartos problemas con mi familia por culpa también del alcohol (…) Aquí me ayudaron harto en COSAM con la tía Paulina y RUCAHUE con la tía Bárbara. Mi consejo es que busquen ayuda, se quieran a sí mismos y soliciten la ayuda de este tipo de centros de rehabilitación”, afirmó.

El equipo de Rucahue está integrado por Psiquiatra, Psicólogo, Asistente Social, Terapeuta Ocupacional, Técnicos en Rehabilitación, Técnicos en Enfermería, Manipuladora de Alimentos y Secretaria. Las edades que contempla la intervención aborda entre los 14 y 18 años, garantizando que los adolescentes y jóvenes tienen el derecho de acceder a tratamiento y de continuarlo, independiente de si su sanción haya finalizado.