Biblioteca Municipal de El Bollenar apagó 40 velitas

En una ceremonia encabezada por el Alcalde de Melipilla, Iván Campos y la encargada del lugar, Rosa Valenzuela, entre otros invitados especiales, la tarde del viernes pasado, la Biblioteca Municipal de El Bollenar celebró con torta y velitas su Cuadragésimo Aniversario.

“Este es un gran acontecimiento no solo para El Bollenar, sino que para Melipilla y la cultura. La Biblioteca Municipal de El Bollenar es un faro que ilumina a toda la comunidad y así lo reconoce la DIBAM, que la destaca en todo Chile como un modelo de gestión en bibliotecas rurales. Así que todo mi reconocimiento y gratitud a quienes forman parte de este lugar, especialmente, a Rosita, quien lidera este proyecto y hace posible que hoy cumpla 40 años y esté en el cariño de todos los vecinos de esta localidad”, señaló Iván Campos.

La Biblioteca Pública N°56 fue inaugurada en 1977 para satisfacer las necesidades de información, cultura y recreación de los bollenarinos, desde ese entonces ha sido reconocida en varias ocasiones por ser un ejemplo de gestión e innovación.

En 2002 se integró al programa BiblioRedes de la DIBAM, a partir de lo cual no ha dejado de cumplir las metas en términos de capacitación de usuarios (alfabetización digital), acceso a Internet y generación de contenidos digitales. El 2010 se destacó por la realización del taller «Mujeres Luz de Luna», que busca entregar nuevas herramientas de emprendimiento a las dueñas de casa del sector. Iniciativa que en 2012 hizo que la biblioteca fuera reconocida internacionalmente por la Electronic Information for Libraries y su Programa de Innovación (EIFL-PLIP), categoría «Contribución al bienestar económico de la comunidad», que significó la asignación de USD 1.500 los cuales fueron entregados en la Conferencia Beyond Access 2012 realizada en Washington DC, EE.UU.

Rosa Valenzuela dijo que “hemos logrado un gran avance en cuanto a tecnología y material bibliográfico. Cada día trabajamos para fomentar la cultura del sector. Hoy quisimos dar a conocer que la biblioteca tenía 40 años, pues muchos no sabían que detrás de esto había harta historia, lágrimas y alegrías, lo que ha sido gratificante. Por eso estamos trabajando constantemente en una biblioteca viva y lugar de encuentro para los niños y comunidad en general”, concluyó.